Dentro de los productos que puedes encontrar en el almacén de materiales de construcción de Madrid, están los denominados áridos. La arena es uno de los elementos que se incluyen en esta clase de material, pero hoy vamos a hablarte de su hermana, la gravilla.

Este tipo de árido es indispensable en cualquier almacén de materiales de construcción en Madrid por su utilización, por ejemplo, a la hora de fabricar hormigón, junto a la arena fina y el cemento.

Hay muchos tipos de gravilla en función de su diferente tamaño y grosor. En particular se pueden observar dos tipos: el revuelto, que se consigue de mezclar grava con arena, y el planché, que se diferencia del anterior en que ahora con arena se mezcla grava lavada.

A la hora de manipular este material, se utilizan camiones conocidos popularmente como 'bañeras', que lo transportan generalmente a granel. Se usan también dentro de las propias obras para facilitar el movimiento de los materiales y agilizar esta.

Otro uso menos industrial de la gravilla pero muy extendido últimamente es su uso en jardines como elemento decorativo. Este curioso hecho se debe a que este material aporta unas ventajas al jardín que lo hacen muy atractivo. Para empezar, son descompactadores del suelo mejorando el drenaje de la tierra. Además, cubren el suelo e impiden la aparición de malas hierbas en aquellos lugares que queramos evitar. También son buenos contra las heladas, pues protegen las raíces de aquellas plantas que queramos salvar. Y, por supuesto, ofrecen un elemento decorativo que con un poco de imaginación puede mejorar notablemente un jardín.

Sí necesitas un camión de gravilla, estás en el lugar correcto. En Hnos. López Materiales de Construcción conocemos todo lo que hay que saber acerca de nuestros productos, y, tenemos todo lo que puedas necesitar, no dudes consultarnos.